martes, 13 de septiembre de 2016

Eran los mejores amigos en el orfanato

No importa el tiempo ni la distancia… Hay amistades que son para toda la vida, así lo demostraron unos niños de origen chino que se reunieron en Dallas, luego de ser adoptados por unas familias estadounidenses. El año pasado Andy y Sharon Sykes de Plano, Texas adoptaron a una niña llamada Hannah de un orfanato en Changsha, China. Durante el proceso de adopción, la pareja recibió unas fotografías de su hija en el hospicio y descubrieron que en la mayoría de las imágenes aparecía al lado de su mejor amigo, un niño de nombre Dawson.

Por un lado, los Sykes estaban felices por la nueva integrante de su familia, pero otro, estaban tristes, pues con la adopción de Hannah, los niños se separarían y quizá nunca más se volverían a ver. Cuando visitaron China para completar la adopción de su hija, se dieron cuenta del lazo especial entre los niños y decidieron que tenían que hacer algo para no alejarlos. “Cuando nos dieron un recorrido por el albergue pensé: ‘Oh por Dios, no podemos dejar a este niño en China’”, dijo Andy a FOX 4 Dallas.

Para que no romper la amistad de los pequeñitos, Andy y Sharon publicaron su historia en Facebook, con la esperanza de encontrar una familia para Dawson, cerca de Texas. El plan tuvo éxito, pues una semana después de compartir la tierna historia de amistad, Christopher y Amy Clary, de Lewisville, decidieron adoptar a Dawson. 


Tras meses de papeleo y trámites, al fin la semana pasada se dio el tan anhelado encuentro. Los Sykes se encontraron con los Clarys en el Aeropuerto Internacional de Dallas Fort-Worth para darle la bienvenida al pequeño a los Estados Unidos y filmaron la adorable reunión entre los niños, luego de 11 meses de separación. En el video, se observa como Hannah, de cuatro años, y Dawson, de tres, no dejan de abrazarse y sonreír, ¡no podían creerlo! “Se han de haber abrazado como 400 veces. Se abrazaban tanto que hasta se caían”, dijo la señora Clary a CBS. “Estuvieron así unos 20 minutos”, agregó el señor Sykes.  

Hannah y Dawson llegaron al orfanato cuando tenían tan sólo unos meses de edad. Hannah fue abandonada por su familia debido a que nació con labio leporino, mientras que los padres de Dawson decidieron dejarlo porque no podían cuidar de él, ya que tiene un padecimiento que produce fluidos en su cerebro. Ambos se hicieron muy unidos porque compartían la misma ‘mamá de fin de semana’, una madre sustituta que cuidaba de ellos durante los sábados y los domingos.

Atrás han quedado esos días de abandono, pues ahora los niños forman parte de numerosas familias que los colman de amor y cuidados. Hannah tiene dos hermanos mayores, Cooper y Mack. En tanto, Dawson tiene un hermano y dos hermanas que cuidarán de él, y lo mejor de todo es que su best- friend vive a sólo cinco minutos de él.

FUENTE: HOLA USA


martes, 7 de junio de 2016

Cataluña y Camboya acuerdan abrir las adopciones internacionales

El Consell Executiu de la Generalitat de Catalunya aprobó en marzo de 2015 la firma de un convenio con el ministerio de Asuntos Exteriores de Camboya que establece las entidades colaboradoras de adopción internacional que se podrán acreditar para tramitar adopciones.



De esta manera, el Govern da respuesta a la demanda de familias catalanas ante los problemas con que se encuentra a la hora de tramitar una adopción internacional, con procesos cerrados o con grandes dilaciones de tiempo.

El objetivo del Instituto Catalán del Acogimiento y la Adopción (ICAA) es buscar nuevos países donde se garantice el interés superior del niño y el respeto a sus derechos fundamentales y quede preservada la seguridad de las personas solicitantes de adopción.

La consellera de Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, y el ministro de Asuntos Sociales de Camboya, H.E. Vong Sauth, han firmado hoy un acuerdo que establece las dos Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAI) que podrán acreditarse para tramitar las adopciones en el país asiático.

El acuerdo también establece que las dos partes se facilitarán la inspección de organismos de Adopción Internacional autorizados y se comunicarán cualquier cambio relativo a la legislación en Adopción Internacional.

Según ha informado la Generalitat, el convenio tiene eficacia durante 3 años y se renovará automáticamente durante tres años adicionales. El proceso para abrir las adopciones internacionales en Camboya comenzó en 2013 ya que Cataluña considera este país asiático como prioritario en el ámbito de la adopción internacional atendida.


La lentitud de los procesos para adoptar en el extranjero, el cierre de las adopciones internacionales en algunos países por causa de su adecuación jurídica y el cambio del perfil de los niños procedentes de adopción internacional ha motivado que el Instituto Catalán de Acogida y Adopción (ICAA) busque nuevos países de adopción para dar respuesta a las familias catalanas que quieren adoptar un niño.

Además, el objetivo del ICAA es poder tramitar adopciones internacionales en países donde quede garantizado el interés superior del niño y el respeto a los derechos fundamentales que reconoce a los niños el derecho internacional, así como que quede preservada la seguridad de las personas solicitantes de adopción.

En el caso de Camboya, este país firmó el Convenio de La Haya en 2007, un convenio que vela por que la adopción sea en beneficio del niño y nadie más que él pueda beneficiarse indebidamente de esta adopción.

El acuerdo firmado hoy no supondrá todavía el inicio de la tramitación de adopciones internacionales entre Camboya y Cataluña, pero es un instrumento necesario para alcanzar este objetivo.

Es el Gobierno español quien en estos momentos decide los países en los que se dan los requisitos necesarios para poder tramitar adopciones internacionales.

Fuente: La Vanguardia

sábado, 16 de abril de 2016

61 millones de niños chinos no son huérfanos pero crecen sin sus padres

Un drama es común a 61 millones de niños de China: pese a tener padres crecen sin ellos, pues han tenido que partir para trabajar en las ciudades, donde se concentra la gran producción.
No se les considera niños abandonados, debido a que sus padres, a kilómetros de distancia, no han dejado de contactarse con ellos. Hay escuelas en las zonas rurales en las que hasta el 80% de sus estudiantes crecen sin sus padres. Se les dice los "niños dejados atrás".


La mayoría de los niños son cuidados por sus familiares, por lo general sus abuelos, pero hay quienes ni siquiera tienen esa suerte. El caso la adolescente Tao Lan, de 14 años, y su hermano pequeño es relatado por el corresponsal de la BBC en China. Ellos viven solos y Tao Lan lo ayuda a hacer sus tareas, hace las veces de ama de casa y cultiva parte de los alimentos que ambos consumen.

La adolescente sabe de la dureza del trabajo de sus padres y por eso evita cargarles más peso. Aun cuando se siente triste debido a su ausencia, no les expresa sus sentimientos. "No les puedo contar porque mi mamá y mi papá llevan una vida dura fuera. No quiero que se preocupen por mí”, expresó entre lágrimas.

El corresponsal de la BBC fue a una de las fábricas de la ciudad y conversó con los padres de otro de los niños de las zonas rurales. El padre se hallaba frente a una máquina de coser. A pesar de que lleva años trabajando allí, no puede dejar su estatus oficial de inmigrante dentro de esta zona.

Es por esa razón que a sus hijos no se les permite asistir a escuelas de la localidad en que se encuentra la fábrica.

Al hablar de su hijo, al que vio por última vez cinco meses atrás, la madre no puede guardarse las lágrimas.  "Estoy muy preocupada porque no estoy con él, me preocupa su seguridad. Si no hubiese impedimentos legales, lo traeríamos con nosotros", dijo.

China continúa creciendo gracias al trabajo de millones de hombres y mujeres que han partido de las zonas rurales hacia las urbe, pero esta movilización, dicen los expertos, tiene un precio alto que están pagando los niños.

domingo, 7 de febrero de 2016

Información sobre la adopción en Brunei

Brunei no forma parte del Convenio de La Haya en materia de adopciones. No existen casos de adopciones por parte de familias españolas en Brunei, y sólo se conocen cinco casos por parte de adoptantes estadounidenses en la última década. 

Según la ley de Brunei solo los musulmanes pueden adoptar a menores que también son musulmanes. Cuando un musulmán adopta a un menor que no lo es, el niño/a se convierte inmediatamente en musulmán. Los musulmanes no pueden adoptar a menores cuyos padres sean desconocidos.
(Información actualizada en febrero de 2016)



QUIENES PUEDEN ADOPTAR:

- Matrimonios
- Adoptantes con al menos 25 años de edad si el menor es musulmán o 21 años de edad si no lo es.
- Mujeres solteras
- Hombres solteros

QUIEN PUEDE SER ADOPTADO:

- Menores de 18 años
- Considerados adoptables por el Gobierno de Brunei


PROCEDIMIENTO:

La solicitud de adopción debe de dirigirse a las autoridades de Brunei a través de una Ecai o agencia autorizada para la adopción en dicho país. La decisión de adopción debe ser emitida por el Tribunal de la Sharia (para menores musulmanes) o el Director de Inmigración y Registro Nacional (para los menores no musulmanes)

El Departamento de Desarrollo de la Comunidad proporcionará informe social sobre los solicitantes y el niño adoptado y lo llevó hasta el Tribunal de la Sharia o el Departamento de Inmigración para un nuevo examen. 

DOCUMENTOS DEL EXPEDIENTE DE ADOPCIÓN:

- Tarjeta de identidad de cada adoptante
- Pasaporte de cada adoptante
- Partida de Nacimiento de cada adoptante
- Certificado de Registro de Adopción
- Informe Psicosocial
- Certificado de Idoneidad
- Solicitud de adopción
- Dos fotos de cada solicitante
- Certificado de antecedentes penales
- Certificado de matrimonio



AUTORIDAD COMPETENTE:

Brunei’s Adoption Authority
Community Development Department
Ministry of Culture, Youth and Sports
Simpang 336-17, Jalan Kebangsaan
Bandar Seri Begawan, BB 4310, Brunei Darussalam
Tel: +673.238.0664 / 0667 / 0678
Email: info@japem.gov.bn



sábado, 30 de enero de 2016

La tragedia del avión que evacuaba bebés de Vietnam

Semanas antes de que la guerra de Vietnam llegara a su fin, un enorme avión de carga sobrevolaba Saigón, Vietnam, con destino a Estados Unidos. Adentro, llevaba huérfanos vietnamitas, algunos prácticamente bebés. Muchos habían sido concebidos por soldados norteamericanos con mujeres sudvietnamitas y reconocidos como ciudadanos estadounidenses. Otros serían llevados a Estados Unidos para ser adoptados.


Era el 4 de abril de 1975 y el presidente estadounidense Gerald Ford acababa de ordenar el cese de operaciones en Vietnam del Sur y puso en marcha la Operación Babylift. En otras palabras, la administración estadounidense se proponía evacuar del país asiático a 70.000 huérfanos en decenas de vuelos y creaba un fondo especial de dos millones de dólares de la época para tal propósito.

Pero no fueron 70.000. Finalmente, solo 3.000 de los pequeños fueron los afortunados. Sin embargo, los que menos contaron con suerte fueron las víctimas del peor accidente de un avión c-5a Galaxy en el mundo hasta la fecha. 

Debido a una falla estructural, el avión se estrelló en una zona próxima a Saigón con 328 personas a bordo. De las 134 víctimas mortales, 76 eran niños. Los huérfanos muertos fueron incinerados y se notificó que habían sido enterrados en un cementerio católico en Pattaya, Tailandia.

Fuente: Semana.com